EL PAPEL DE LOS DEFENSORES DEL PUEBLO COMO IMPULSORES DE LA MODIFICACIÓN DEL ORDENAMIENTO JURÍDICO

El Papel de los Defensores del Pueblo como impulsore teoria_y_realid.png

Teoría y realidad constitucional, ISSN 1139-5583, Nº 26, 2010, págs. 127-166

MANUEL GARCÍA ÁLVAREZ

RUBÉN GARCÍA LÓPEZ

 

 

 

 

 

 

 

 

EL PAPEL DE LOS DEFENSORES DEL PUEBLO COMO IMPULSORES DE LA MODIFICACIÓN DEL ORDENAMIENTO JURÍDICO: UNA GARANTÍA ADICIONAL DE DESARROLLO DEL ESTADO SOCIAL.
MANUEL GARCÍA ÁLVAREZ
Catedrático de Derecho de Constitucional
Universidad de León
Ex Procurador del Común de Castilla y León
RUBÉN GARCÍA LÓPEZ
Asesor Coordinador del Procurador
del Común de Castilla y León

I. INTRODUCCIÓN: UNA DECLARACIÓN DE INTENCIONES
No parece discutible afirmar que las normas jurídicas constituyen la materia prima esencial con la cual los defensores del pueblo desarrollan su labor de defensa de los derechos de los ciudadanos, a través de la supervisión de la actuación de las administraciones públicas. Ahora bien, no es unívoca la relación que puede, o debe, ser mantenida por estas instituciones con las normas que reconocen, desarrollan y tratan de trasladar a la realidad los derechos y principios a cuya protección se consagran aquellas. En efecto, no cabe únicamente una postura estática limitada a verificar si la norma de que se trate es aplicada de forma correcta y eficaz por el sujeto público, sino que también es posible, conveniente y deseable una actitud dinámica, que contemple también el cambio en la norma como medio idóneo para el desarrollo de la importante misión encomendada a los defensores, con consecuencias tanto para los casos particulares que se les planteen como, con carácter general, para toda la ciudadanía.
Es objeto del presente trabajo confrontar estas dos realidades (defensores del pueblo y ordenamiento jurídico), una institucional y otra normativa, analizar las relaciones que se establecen entre ambas en un Estado como el constitucionalizado en la actualidad en España, y explorar las oportunidades que ofrece una actitud activa de los primeros frente a posibles modificaciones del segundo. Aunque esta perspectiva relativa a la actuación de los defensores puede ser calificada de ambiciosa, su análisis no hace necesario despegarse de la regulación actual de estas figuras, y, por tanto, no debe ser ajena a las previsiones contempladas en la actualidad en sus normas reguladoras.
Pero antes de continuar es necesario delimitar los conceptos sobre los que vamos a tratar porque, aunque pueda parecer innecesario definir a estos efectos realidades tan generales como las que aquí nos van ocupar, se hace imprescindible determinar, cuando menos, de forma negativa aquellas, con el fin de manifestar claramente a quién o a qué no nos vamos a referir en las siguientes líneas.
Así, en primer lugar, desde una perspectiva internacional, en la obra clásica en este ámbito El Ombudsman1, Donald C. Rowat, partiendo de la institución original sueca, señalaba que esta figura debe poseer los siguientes rasgos:
«El Ombudsman es un funcionario independiente y no influido por los partidos políticos, representante de la legislatura, por lo general establecido en la Constitución, que vigila a la Administración; se ocupa de quejas específicas del público contra las injusticias y errores administrativos; y tiene el poder de investigar, criticar y dar publicidad a las acciones administrativas pero no el de revocarlas»2.
1 ROWAT, D.C, The Ombudsman: Citizen´s Defender, London, George Allen and Unwin Ltd.,
1968, pág.39. Otra obra clásica en el análisis de las características generales de estas instituciones
es la escrita por GELLHORN, W. Ombudsmen and Others: Citizen´s Protectors in Nine Countries,
Cambridge (Massachussets), Harvard University Press, 1966.
2 En un sentido similar, el Ombudsman clásico es definido por el Instituto Internacional del
Ombudsman de la siguiente forma: «The office of a person who has been appointed or elected
pursuant to an Act of the Legislature; whose role is to investigate citizen complaints concernig administrative
acts or decisions of government agencies from which the Ombudsman is independent;
and who makes recommendations to the Legislature as an officer of that body».
UNED.

DESCARGA DEL TEXTO COMPLETO AQUÍ:

El Papel de los Defensores del Pueblo como impulsore

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s